domingo, 25 de diciembre de 2011

Sí, soy celosa, lo admito.

¿Y qué pasa? No es bueno del todo, lo sé, pero tampoco es malo ¿no? Eso significa que le quiero y que me preocupo porque no me lo quiten, ¿qué tiene de malo? Le quiero. Y, dime, ¿qué tiene eso de malo? Dime una razón y lo dejaré de querer, pero ¿sabes lo que pasa? Que no hay ninguna razón. Es un poco desastre, sí, pero¿y qué? Yo también. Es vago perdido, ya, pero te puedo asegurar que yo más. No tengo nada que echarle en cara y, es más,él a mí sí y no lo hace.
¿Qué más puedo pedir? No será perfecto, pero tampoco se aleja mucho para mí. Quizá sean siempre paranoyas mías, o no, que más da, la cuestión es que soy celosa. Porque le quiero, no, mentira, lo amo. ¿Te parece poca razón? A mí no.


No hay comentarios:

Publicar un comentario